Encuentros de Alabanza y Adoración Laudato Si

LA CARTA DEL SANTO PADRE  JUAN PABLO II A LOS ARTISTAS EN EL AÑO 1999, DECÍA:

“Todos los creyentes están llamados a dar testimonio de ello; pero os toca a vosotros, hombres y mujeres que habéis dedicado vuestra vida al arte, decir con la riqueza de vuestra genialidad que en Cristo el mundo ha sido redimido” 14 b

Porque el evangelio nos interpela a anunciar a Jesús, muerto y resucitado por nuestra salvación a los no creyentes y a los que nos persiguen, y dada la urgencia imperiosa de decirles a los católicos que ser católicos en serio, es vivir en el Espíritu.

Necesitamos formar corazones adoradores según el corazón de Dios.

Un corazón entregado al Señor, es un corazón de adorador que soporta con alegría y confianza las pruebas, que pide perdón de sus pecados a Dios y a los hermanos, que es humilde e íntegro, que no se busca a sí mimo sino la gloria de Dios, que pone por delante el Reino de Dios antes que su propia comodidad, fama, o riqueza.

Un adorador vive diferente, habla diferente y se mueve en el mundo de manera diferente porque no es de este mundo sino de Dios. Un adorador es un verdadero cristiano. Descubre la vocación a la que Dios le llama, los dones con los que le capacita y se pone a desarrollarlos, a trabajarlos para que sirvan en la evangelización.

El objetivo espiritual de estos encuentros formativos de Adoración y Alabanza Laudato SI, es ofrecer un espacio donde se puedan formar cristianos adoradores según el corazón de Dios, en la vida en el Espíritu y que:

  • Tengan la experiencia de Pentecostés.
  • Vayan en el Nombre de Jesús a anunciar su Palabra, con los dones que el Espíritu les inspire.
  • Marquen la diferencia en su vida diaria, en su trabajo, en su escuela, en su familia…santificando lo cotidiano, en lo sencillo haciendo el bien con el amor de Jesús.
  • Sean verdaderos discípulos que quieren ser santos.
  • Traten de vivir el amor fraterno en lo concreto y de forma visible.
  • Muestren la comunión de los hijos de Dios en su iglesia viniendo de diferentes realidades, comunidades, movimientos…cultivando un espíritu de familia.
  • Estén sólidamente formados en la enseñanza de la Iglesia y sepan dar razón de su fe.
  • Sean obedientes al Señor en su Iglesia obedeciendo a sus pastores y responsables.
  • Oren por la unidad de los cristianos y, estando bien formada su fe, acojan ocasiones de experimentar también la comunión ecuménica.

Aunque esta visión es amplia y no se ciñe a ningún ministerio en concreto, está arraigada en la vivencia de un ministerio de alabanza. Por eso, la columna vertebral o el hilo conductor de estos encuentros de Adoración y Alabanza Laudato SI, es la formación de aquellos que son artistas cristianos, o se sienten llamados a ser partes de esta forma de evangelizar.

El arte, en sus muchas formas, respondiendo a la exhortación de S. Juan Pablo II, entendido no como meta sino herramienta poderosa para la acción del Espíritu, es uno de los pilares de estos encuentros formativos. Apostamos por trabajar lo mejor que sea posible, en la búsqueda de la excelencia en lo que hagamos, la seriedad y la sinceridad en el hacer, para poner a producir el talento recibido y no ser como el siervo holgazán que se conforma con poco o con no perderlo por el riesgo a equivocarse.

La música, el canto, la composición, la producción, el diseño y la realización, la pantomima y el teatro, la danza, la fotografía, la pintura…todo aquello que sea arte y sea para Dios dará fruto si se vive en comunidad y se purifica poniendo la vida en santidad por delante de cualquier otra cosa.

Estos encuentros de Adoración y Alabanza Laudato SI, pretenden formar un ejército de artistas adoradores según el corazón de Dios, como David que tiene una visión clara de lo que Dios le pide, que tiene como sueño un templo que dé la gloria a Dios, que se entrega, no teme y confía en Dios y se arrepiente de sus pecados; y como María, que acoge, escucha sufre y ama en silencio.

¿Cuál es el programa de estos encuentros de Adoración y Alabanza Laudato SI?

A) Formación cristiana católica: el credo, los sacramentos, qué es ser y qué no es ser cristiano…la implicación social, la integridad, la oración, la opción por los necesitados, la vida en el espíritu…

B) Formación en la Palabra de Dios: fe en que la Palabra de Dios se cumple hoy, los milagros y el poder de Dios son reales, y es en su nombre…formación básica en la interpretación de la Palabra de Dios (comprender los libros, contextualizarlos, …)

C) Formación técnica en cada área artística: musical, corporal, gráfica….etc.

D) Formación en destrezas espirituales para utilizar los carismas: dirigir la alabanza, distinguir la alabanza, la adoración y la adoración eucarística, qué cantar y cómo cantar, ministerio de música o coro, la música litúrgica, la danza litúrgica, la intercesión desde la música y en general, la evangelización en múltiples lugares (calle, casa, trabajo…), recursos y métodos para evangelizar, la palabra profética desde el ministerio, la unción en todo.

E) Formación en el desarrollo personal: psico-afectivo, humano, saber estar, saber hacer, miles de personalidades y una sola fe. Y además en estos encuentros habrá:

  • 1-Eucaristía y confesiones.
  • 2-Adoración eucarística.
  • 3-Alabanza y adoración.
  • 4-Tiempo de fiesta y de encuentro mutuo.

Para inscribirte en el 1er Encuentro de Adoración y Alabanza Laudato Si – Clíck Aquí

INSCRIBIRSE